Competencias profesionales

DLM en el manejo del linfedema

Pues la verdad es que este blog lo tengo dedicado a temas relacionados con la Búsqueda de Información, de todas formas muchos de vosotros (los cuatro que leeis jeje) sabéis que clínicamente estoy encaminado hacia la fisioterapia oncológica y el DLM es una de las técnicas que más manejo.

En esta tesitura acaba de enviarme un twitt @xacazu que me decía:

@Gpaseiro Hola Gustavo! Por curiosidad, qué opinas sobre ésto? http://edzardernst.com/2013/06/lymph-drainage-a-hope-for-cancer-patients/ y aquí el estudio: ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23347817 Gracias! 😉

Y claro, Xabat perdona pero por un lado no te puedo contestar en twitter y por otro me das pie a esta entrada en donde mezclar mis dos grandes pasiones, el DLM y el manejo de la evidencia científica.

Y es que todos tienen razón!!!

Claro, nos encontramos ante una técnica manual que no genera recursos económicos y que por lo tanto resulta muy complicado la realización de RCTs. Todos los que se han intentado publicar llegan a conclusiones de falta de resultados, normalmente relacionados con el principal problema, la muestra.

Y es que si somos capaces de cubrir el principal problema, la muestra, nos encontraremos de frente con el segundo, el sesgo interobservador, es decir, ¿Podemos dos fisioterapeutas hacer el mismo DLM, exáctamente igual que el otro? Complicado…

Aún así no imposible…

El tema de las revisiones sistemáticas lo tenemos que abordar entonces partiendo de la falta de RCTs, por otro lado, sesgos de RCTs (como el sesgo interobservador, o el más peligroso, que es el sesgo cometido en estudios que la técnica la realiza personal no cualificado) muchas veces no son identificados por los investigadores que elaboran la revisión por falta de conocimiento en la materia. Y por último que por desgracia, en muchas ocasiones llamamos DLM a casi cuaquier cosa…

Finalmente el otro problema que nos encontramos: difícil medir una técnica de tratamiento sobre una patología cuando ni siquiera nos ponemos de acuerdo para definir y diagnosticar esa patología… no os llama la atención el hecho de que haya publicaciones que nos hablan de una incidencia del linfedema en pacientes post mastectomía cercanas al 15% y otros que nos hablan del 75%? Sencillamente no están hablando de lo mismo, ya que los primeros consideran linfedema una diferncia volumétrica de dos centrimetros entre los dos miembros en dos zonas consecutivas, y los segundos consideran linfedema toda aquella diferencia centimétrica medible. En el medio todo lo que queráis…

Y uno más, nos empeñamos en buscar RCTs de DLM, cuando el consenso actual habla de CDPT (fisioterapia descongestiva compleja) que no es más que la unión de DLM, presoterapia, vendaje multicapas, medidas higiénicas, ejercicio físico y contención tomado como tratamiento extandar del linfedema.

Aún así completamente de acuerdo con el autor del blog en que se podría hacer el RCT definitivo que pusiese encima de la mesa el valor del DLM o de la CDPT (estudios de menor rango de evidencia ya lo han hecho) y el autor nos habla de un estudio relacionado con la prevención del linfedema mediante DLM (no CDPT) y ese estudio es muy similar (no se si será el mismo) que uno del que tenemos que estar especialmente orgullosos, nuestra compañera María Torres Lacomba, que alcanzó su grado de doctora mediante la lectura de su tesis doctoral, que lleva por título “Eficacia de la aplicación precoz de fisioterapia en la prevención del linfedema tras cirugía mamaria con linfanedectomía”. Aquí os dejo el enlace:

http://dspace.uah.es/dspace/bitstream/handle/10017/6350/Tesis_FISIOTERAPIA_MTL_09_UAH.pdf?sequence=1

Pues esta es mi opinión sobre este tema Xabat y estaría encantado de profundizar más si así lo queréis en los comentarios. Un saludo a todos