Googlemanía

Y es que parece que los que conocimos el mundo antes que Google somos viejos… y no  lo somos tanto.

Al Cesar lo que es del Cesar, antes de Google una búsqueda de información era muy complicada, cuando encontrábamos algo en los antiguos buscadores como Yahoo, Excite o Terra seguramente habíamos empleado demasiado tiempo buscando, en muchas ocasiones teníamos que movernos por el buscador hasta el puesto 100 o 200. Cuando buscábamos información importante, la mayoría de los resultados que encontrábamos no eran lo que queríamos y usábamos interminables combinaciones de términos para dar con algún resultado, normalmente con la combinación de términos menos lógica. Además, los resultados parecían puestos siempre para que compráramos algo, Internet no informaba, vendía.

Pero es que en 1994 no existía ni Yahoo, de hecho sólo hace 28 años de esto.

Google (10  elevado a 100) nació en 1998, estuvo en versión beta (en pruebas) durante 1999, y en mayo de 2000 aparece la versión en castellano de google. Es decir, llevamos 12 años con un buscador que ha modificado por completo nuestra experiencia con Internet.

Y debemos estar agradecidos, agradecidos a lo que Google ha conseguido, y lo que nos permite hacer. Pero … ay siempre hay un pero!

Quiero centrar esta entrada en lo que nosotros hacemos en Google, no en lo que Google hace con nosotros, ya que esto sería digno de otra entrada diferente. El algoritmo de Google está cambiando día a día precisamente para que la experiencia con el buscador mejore, pero por qué no decirlo también, para que los productos de Google se posicionen mejor y su competencia peor (Google+ contra Facebook o twitter), pero aún así son lo suficientemente inteligentes como para no poner un enlace a Google+ antes que el de twitter o facebook.

Pero lo que me interesa en esta entrada está más relacionado con nosotros mismos, con nuestros perfiles de búsqueda.

La preparación del perfil de búsqueda es la operación fundamental en el proceso de recuperación de información. Parte de una petición de información, expresada en lenguaje natural, y consta esencialmente de tres elementos: identificación de conceptos; desarrollo o expansión de los mismos, mediante una colección de términos, y expresión de las relaciones entre los términos, mediante los operadores lógicos Y, O, NO.

Una vez preparado el perfil de búsqueda, se efectuará su comparación con los modelos de búsqueda de los documentos, para obtener aquellos que se ajustan al perfil.

Y qué modelos de búsqueda tenemos?, antes de esto hablemos de lo que es un modelo de búsqueda y de qué etapas consta.

Las principales etapas de búsqueda de información según Guinchat y Menou, son las siguientes:

• Concienciación de la necesidad de información y definición de ésta (tema, plazo, tipo de documentos o de información que se desea, idiomas…)

• Identificación de las fuentes primarias y secundarias a las que tendrá que dirigirse el usuario.

• Formulación de la pregunta en el lenguaje documental de cada fuente seleccionada y determinación de las estrategias y planteamientos de búsqueda (orden y combinación de los descriptores) más apropiados en función de la organización de cada fuente secundaria.

• Agrupación de las referencias bibliográficas y, si es necesario, de los documentos primarios que corresponden a las referencias que se han encontrado.

•       Filtrado, es decir, selección de las referencias más pertinentes en función de las necesidades y de las características principales (tema de la búsqueda) y secundarias (fecha, idioma, tipo de documento…).

 Veamos entonces en función de esto, que modelos de búsqueda usamos normalmente, voy a intentar realizarlo mediante ejemplos:

Ejemplo 1: QUIERO IR AL CINE

Pues eso, esta noche no tengo nada que hacer y me apetece ir al cine:

1. Concienciación: Quiero ir al cine

2. Identificación de fuentes: Pues consultar la cartelera en el periódico (como antes que tiempos…), el teletexto de la tele (de moda poco tiempo) o google, escribo cines de mi ciudad (lenguaje natural) y automáticamente me saldrán los cines a los que puedo ir, entraré en su página y tendré mis resultados.

3. Formulación de la pregunta en lenguaje documental: No lo hago “pa´eso tengo er Google”.

4. Agrupación y filtrado. No es necesario, ya me los agrupo Google y no se como pero me los filtra porque aunque me dá 10 millones de resultados yo nunca paso del 30.

Ejemplo 2: QUIERO IR DE VIAJE

Pues eso, llegan las vacaciones y quiero ir de viaje:

1. Concienciación: Quiero ir de viaje

2. Identificación de fuentes: Pues ir a una agencia (como antes que tiempos…), google, escribo viajes en oferta (lenguaje natural) y automáticamente me saldrán los viajes a los que puedo ir, entraré en su página y tendré mis resultados, incluso me aparecerán foros en donde me recomendarán hoteles, lugares que visitar, cosas que hacer…

3. Formulación de la pregunta en lenguaje documental: No lo hago “pa´eso tengo er Google”.

4. Agrupación y filtrado. No es necesario, ya me los agrupo Google y no se como pero me los filtra porque aunque me dá 10 millones de resultados yo nunca paso del 30.

Ejemplo 3: QUIERO COMPRARME UNA TELE

Pues eso, mi tele de tubo está algo agotada y quiero una flamante LED:

1. Concienciación: Necesito una tele nueva

2. Identificación de fuentes: Pues ir de tienda en tienda hablando con los dependientes y comparando precios (como antes que tiempos…), google, escribo LED 32″ en oferta (lenguaje natural) y automáticamente me saldrán las páginas que tengan LEDS en oferta, entraré en su página y tendré mis resultados.

3. Formulación de la pregunta en lenguaje documental: No lo hago “pa´eso tengo er Google”.

4. Agrupación y filtrado. No es necesario, ya me los agrupo Google y no se como pero me los filtra porque aunque me dá 10 millones de resultados yo nunca paso del 30.

Podríamos llegar hasta el infinito en este tipo de ejemplos, simplemente imaginaros lo importante que es para una empresa ser de los 30 primeros…

Pero el ejemplo que me preocupa:

Ejemplo 1: TENGO UN PACIENTE EN EL QUE ME GUSTARÍA SABER QUÉ TRATAMIENTO APLICARLE

Pues eso, he tenido una nueva consulta en la clínica de un paciente en que tengo que elegir tratamiento pero estoy indeciso:

1. Concienciación: ¿Qué tratamiento aplico?

2. Identificación de fuentes: Pues leo un libro (¿Os acordáis de la obsolescencia?), le pregunto a un colega (algún día hablaremos de la pérdida de veracidad en la transmisión oral del conocimiento) o google, escribo mejor tratamiento para esta patología (lenguaje natural) y automáticamente me saldrán los resultados de google, entraré en las páginas y tendré mis resultados.

3. Formulación de la pregunta en lenguaje documental: No lo hago “pa´eso tengo er Google”.

4. Agrupación y filtrado. No es necesario, ya me los agrupo Google y no se como pero me los filtra porque aunque me dá 10 millones de resultados yo nunca paso del 30.

Visto así ¿No os suena un poco extraño?, ¿Tiene google fórmulas para desgranar la información importante de calidad de los documentos no contrastados?, ¿Nos podemos fiar de lo que leemos por Internet?.

Aunque os parezca un ejemplo irreal, he realizado varias encuestas entre fisios y todos utilizan google para responder preguntas clínicas. ¿El lógico que nuestro perfil de búsqueda y nuestro modelo de búsqueda sea el mismo para comprar una tele que para tratar a uno de nuestros pacientes? ¿Os imagináis a un arquitecto buscando planos por Internet mediante google? ¿O a un abogado buscando resolver su caso mediante búsquedas en google? Igual lo hacen… pero a mi me hablaría claramente de su calidad como profesional, así que… ¿Por qué lo hacemos nosotros?. Un saludo

Posted on: 10 febrero, 2012, by : gugapase

4 thoughts on “Googlemanía

  1. Buenas tardes, estoy de acuerdo en que la busqueda de un tratamiento necesita de fuentes mas fiables que google.
    Aun asi podemos usar google con el ‘honcode’. Este codigo, hasta donde yo se, sirve para filtrar la informacion medica contrastada de lo que cuelga cualquiera en internet.
    Si haceis una busqueda escribiendo honcode previamente a los parametros de busqueda que deseamos, saldran diferentes resultados (en unos casos mas y otros menos).
    Como dije antes no es un tratamiento lo que debemos buscar con este codigo, pero para buscar articulos en revistas u otras publicaciones nos vendra muy bien, probadlo y lo comentamos.
    Un saludo

  2. Hola pakk23, evidentemente hay muchas fórmulas para mejorar nuestra experiencia de búsqueda con Google, el sello Honcode de Health on The net Fundation es una de ellas, es un sello qeu se aplica a aquellas páginas sanitarias que cumplan con unos determinados criterios de autoría, actualización, contextualización, conflicto de intereses… pero siguen siendo páginas web (la mayoría de ellas). Por otro lado también podríamos hablar de Google académico (pero no es el buscador google, el algoritmo cambia). Lo que yo intento defender en esta entrada es que nuestro perfil de búsqueda no debe ser el mismo en nuestro campo personal que en nuestro campo profesional y que los resultados relacionados con nuestro día a día deberían ser aquellos encontrados en revistas científicas. Para resultados en revistas científicas podemos utilizar muchas cosas, pero nada como las bases de datos, un saludo

    1. El curso se presenta el Viernes Carlos, de Google por supuesto hablaremos, y de otras muchas cosas también, no todo va a ser google…
      Espero tu feedback de forma importante para el crecimiento del curso. Un saludo y hablamos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *